Diario de Ghibli (II)

Segundo mes en casa. Asentando las bases.

Asi de guapa está ya la pequeña Ghibli.

 

La pequeña Ghibli lleva ya dos meses en casa. En el anterior número pudimos ver todo lo que hicimos con ella en su primer mes con nosotros. Durante éste segundo mes, hemos continuado la labor realizada:

  • Hemos continuado dándole un valor a la comida, haciéndole pensar para comer. Seguimos usando sus kongs, pero ademas hemos usado diferentes juguetes de inteligencia para estimularla todo lo posible. Juguetes de laberintos, diferentes sistemas para conseguir los premios, etc.
  • Ha conocido multitud de sitios nuevos, ha estado en pruebas de agility, en colegios, por ciudad, por campo, en varios parques para perros diferentes.
  • Siguió conociendo a toda la gente nueva que pudo, y a todos los perros que nos ha sido posible.
  • Hemos continuado trabajando su llamada, ya viene a nosotros sea cuando sea, incluso en el club o en el parque jugando con otros perros viene a nosotros como una loca.
  • Continuamos jugando con ella siempre que podemos con algún mordedor. De muchos tipos y formas. Además, como ya le gusta mucho morder, hemos iniciado con ella la orden de suelta. Muy útil para que en el futuro deje cualquier cosa que no debía haber cogido.
  • Avanzamos con el Luring (seguimiento de mano) añadiendo cambios de sentido y enseñando a rodear conos y árboles.

Aprendiendo cosas nuevas.

Pero no todo iba a ser de color de rosas. Durante éste mes su energía ha crecido mucho. Ya era una perra con bastante actividad, pero en éste mes ha crecido y siempre tiene ganas de hacer cosas. Aunque hemos hecho todo lo posible por que entienda que en casa se debe estar tranquila y que el momento de jugar es otro, varias veces nos hemos encontrado con un pequeño demonio adorable sin ganas de descansar, saltando y brincando por doquier. Afortunadamente pasa poco, suele gestionar bien sus momento de calma y actividad… casi siempre.

Seguimos trabajando con el mordedor.

 

Como ha sido un mes lleno de lluvias y no ha podido salir a la calle todo lo que le gustaría, hemos comenzado ya con ella ejercicios de olfato. Éstos ejercicios agotan a nuestro perro, y son una excelente alternativa para esos días en los que no podemos salir tanto como nos gustaría a la calle. Hemos iniciado con ella el ejercicio de buscar (encontrar comida que le escondemos por la casa o simplemente a oscuras con comida por el suelo) y el «escoge la mano» (premio en una de las manos y que escoja la buena). De ésta manera hemos logrado que aunque sea muy nerviosa, los días de lluvia no fuesen un suplicio para ella.

 

En éste mes ha aprendido nuevas habilidades básicas. Ha aprendido a echarse en el suelo y la transición básica entre de pie, echado y sentado. Además hemos iniciado con ella la permanencia en las tres posiciones, sobre todo en las posiciones de sentado y echado. Siempre sin exigir nada, ya que es muy pequeña y por supuesto haciendo que todo sea divertido para el cachorro.

Trabajando la permanencia en sitios con distracciones.

 

Por último hemos iniciado con ella el clicker y la «máquina expendedora» de premios. Herramientas muy útiles para trabajar multitud de habilidades en el futuro, tanto en el agility como fuera de él.