Diario de Ghibli. (I)

Primer mes en casa.

Ghibli es nuestra nueva cachorrita. Llegó a casa hace poco mas de un mes. En éste diario iré poniendo todo lo referente a su progreso y educación. Con la idea de así poder ayudar a alguien mas con el trabajo que haga con ella. Empecemos.

Primero, una presentación. Ghibli es una pequeña Sheltie tricolor. Llegó a nuestra vida a principios de Septiembre. Después de un largo viaje, así estaba con nosotros.

Así era Ghibli cuando la conocimos.

Un mes después, no ha crecido mucho en tamaño (No es una raza muy grande), pero si como perro.

Durante éste mes hemos ido a varios sitios diferentes, entornos que necesitaba conocer en su etapa de socialización. Ha visitado parques, ciudad, campo, varias casas diferentes, pruebas de agility, montaña, ríos…

Así está Ghibli ahora mismo, dando un paseo por un parque de la ciudad.

Por supuesto su socialización no se ha quedado solo en nuevos entornos. Ha conocido a muchísima gente y una gran variedad de perros, de todos los tamaños, colores y formas. Era importante que todos esos perros formasen una experiencia positiva para ella. Si conoce perros que se sobrepasan o agreden a nuestro cachorro, no solo no conseguiremos que socialice de forma positiva, si no que ademas provocaremos inseguridades en nuestro perro y malas experiencias. Hemos recurrido a perros de conocidos y perros de confianza para que sus primeras experiencias fuesen siempre buenas para ella. Gracias a ésto, Ghibli es sociable con todos los perros. Otra experiencia importante son los niños,  hemos tenido la suerte de que pueda conocer a varios niños que la trataban con cariño y respeto, haciendo que le encanten.

Otro aspecto que se ha trabajado desde el primer día en casa ha sido el transportín. Éste gran amigo fue usado desde el primer instante. Gracias a éste, ya hace las cosas solo en la calle, se aguanta por la noche sin problema y sabe cuando debe estar calmada en casa y cuando no. Le gusta tanto que se va a dormir ella sola a su transportín y duerme dentro con la puerta abierta.

En cuanto a educación, lo primero que hicimos fue darle un valor a la comida a la vez que le enseñábamos a pensar. El método mas simple para conseguir ésto no es otro que usar su propia ración de pienso en juguetes tipo Kong. Toda su comida la come a través de éstos juguetes, así tiene que pensar y trabajar para obtener su comida, y al no ser algo fácil de conseguir, hemos logrado que su propio pienso sea su premio a la hora de aprender.

Aquí se puede ver a Ghibli teniendo que usar sus patas para conseguir su pienso de un Kong.
Aquí lo obtiene de un juguete rellenable que se balancea. Éste juguete en concreto le encanta, en cuanto lo cojo, sabe que va a comer y se pone a dar saltos de alegría.

Su aprendizaje ha sido el trabajo que se debe hacer con un cachorro. Ha aprendido por supuesto su nombre. Algo tan simple como que al decir su nombre debemos obtener su atención es algo que se debe trabajar desde el primer día. Una vez aprendió su nombre, lo siguiente fue la llamada. Cuando está por casa o por el jardín, o jugando en el parque con otro perro, queremos que venga rápido cuando la llamamos. Es algo imprescindible y que hemos trabajado en su primer mes con nosotros.

Por otra parte le hemos enseñado algo de auto control y obediencia. Algo muy simple y fácil para un cachorro. Para que le demos su juguete con comida lo debe esperar sentada y tiene que aguantar hasta que se lo digamos. Está muy bien que se alegre cuando sepa que va a comer, pero no queremos que vaya como una loca. Por último, pero no por ello menos importante, hemos trabajado con ella el seguimiento de la mano y a jugar con el mordedor de forma adecuada. De ésta manera tenemos premios de diferente tipo (no solo comida) para estimularla.

Ghibli jugando con el mordedor.

De forma muy resumida, éste ha sido el primer mes de Ghibli en casa. Espero que ayude a alguien a la hora de saber como debe empezar con su cachorro. En próximos números os seguiré contando todo lo que hagamos con la pequeña.